¿QUIERES QUE TE LLAMEMOS?

Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo

¡Solicita información!

1ª VISITA GRATUITA

- Sin compromiso -
C/ Velázquez, 57, 1º Interior Izda.
28001, Madrid
Tel.:659 158 324
E-mail: info@nepsin.es

TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN CON HIPERACTIVIDAD


TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN CON HIPERACTIVIDAD

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad o TDAH, es un conjunto de dificultades más allá de las que su nombre indica. Es más, en ocasiones se presenta sin hiperactividad, como más adelante se verá al tratar los distintos subtipos.

Específicamente, es un desarrollo lento o alterado de las funciones ejecutivas, más que una incapacidad específica para prestar atención. Las funciones ejecutivas son un conjunto heterogéneo de capacidades para autorregularse, organizar/guiar nuestra conducta, resolver problemas y controlar el funcionamiento del resto de capacidades cognitivas y emocionales. Las capacidades más destacadas de las funciones cognitivas son la atención sostenida, la inhibición, la memoria operativa (mantiene y utiliza la información que estamos utilizando), la planificación, la supervisión, la flexibilidad mental, etc.

La prevalencia de este trastorno es del 6% de niños y adolescentes y persiste aproximadamente en dos tercios en la edad adulta. El TDAH afecta más a niños que a niñas, en un ratio 3-5:1.

Las causas no se conocen completamente, pero se sabe que hay un alto componente genético que afectan al desarrollo del lóbulo frontal y conexiones con otras zonas del cerebro (donde se asientan las funciones ejecutivas), aunque también puede ser consecuencia de alteraciones cerebrales pre, peri o postnatales de estas zonas.

Para el diagnóstico del TDAH tiene que cumplir determinadas dificultades en la atención y/o la hiperactividad e impulsividad y perjudicar en sus actividades diarias. Además, estas dificultades tienen que iniciarse antes de los siete años y estos síntomas no se deben explicar por otras causas.

Las dificultades atencionales se presentan en la atención sostenida (el resto de capacidades atencionales están preservadas), es decir, en la capacidad para persistir en un comportamiento para conseguir un objetivo. A esta alteración se le añade la dificultad para inhibir los distractores, es decir, desvían su atención ante cualquier distracción y además, después no son capaces de volver a la actividad principal (por otras dificultades de las funciones ejecutivas).

La hiperactividad y la impulsividad son el reflejo de una incapacidad para inhibirse motora y cognitivamente. Se manifiestan como actividad motora exagerada (en la infancia, aunque en la adolescencia y edad adulta disminuyen o se eliminan a favor de una mayor inquietud cognitiva), habla excesiva, interrupciones a otros, toma de decisiones sin valorar las consecuencias, expresiones emocionales más inmediatas y poco adecuadas socialmente, etc.

Se han identificado tres subtipos de TDAH (tienen que cumplir un mínimo de síntomas):


  • Tipo inatento, con síntomas de falta de atención, pero sin cumplir el mínimo de síntomas de impulsividad/hiperactividad. Dentro de este subtipo, se ha descrito un grupo más homogéneo de niños con una velocidad de procesamiento lenta, que suelen ser poco activos, lentos, se dice de ellos que sueñan despiertos o están en las nubes, que son tímidos, etc. (perfil conocido como Tempo Cognitivo Lento).
  • Tipo hiperactivo/impulsivo, pero con pocos síntomas o ninguno de inatención. Son niños hiperactivos, sin paciencia, que responden de manera impulsiva en su pensamiento, en su conducta y en su respuesta emocional; a veces los describen como que tienen un motor en el cuerpo.
  • Tipo combinado, en el que el niño tiene síntomas tanto del tipo inatento como hiperactividad/impulsividad.

Entre un 25-45% de los niños con TDAH desarrollan trastorno de conducta.

Información importante

La información de esta web ha sido escrita por la autora de la web, ya sea como opinión personal o como síntesis de artículos publicados en revistas científicas. Para la reproducción total o parcial de los contenidos de la web se debe pedir permiso en info@nepsin.es